ARTE SIN TECHO

LAGARDER DANCIU es gitano, rumano, gay, ateo y activista. Desde hace 127 días, ha elegido luchar con y para los sin techo de Sevilla y se ha hecho famoso en las redes sociales por su gran actividad a pesar de vivir en la calle.

En Restos de Cultura, nos ha interpelado particularmente su perfil: educador social, profesor de secundaria y traductor en los juzgados, así que hemos querido hablar con él. Y allí descubrimos una persona fascinante, sensible y culta, que hoy comparte con nosotros sus inquietudes intelectuales y artísticas.

Has tenido bastantes entrevistas que explican tu increíble recorrido y tu lucha, así que si te parece bien, vamos a hablar de arte y literatura.

Empecemos por tu nombre, que viene de Lagardère, uno de los Tres Mosqueteros de la famosa novela “El Jorobado”. ¿Puedes contarnos porque te llamas así? De hecho, Lagardère es un huérfano, un “niño encontrado” y un luchador por la justicia, ¿es curioso verdad?

[L.D.]: Hasta los 19 años no supe porque me llamaba Lagarder. Mi padre aprendió a leer en la cárcel y uno de los libros que cayó entre sus manos fue ese. La doble personalidad del jorobado de París, con su lastimoso físico, y su excepcional inteligencia y astucia, y la hermosura de Lagardére elegante espadachín, desconcertó a mi padre y mi madre antes de abandonarme en el hospital se comprometió con él a ponerme este nombre.

Como huérfano aprendí amar al mundo, como no tenía familia no me quedaba más remedio que viajar y sembrar. Ganarse la auténtica libertad no es fácil y me siento rico por ello ya que siento la libertad en mis entrañas, esto implica, amar, sufrir y jamás renunciaré a este trozo de libertad logrado.

Como activista, pero también como profesor y educador, insistes mucho sobre la importancia de la educación y de la literatura. ¿Hay un autor o un libro en concreto que te cambió la vida?

[L.D.]: La educación es la base, sin educación no hay libertad y la literatura aporta sabiduría, dulzura al viaje sin destino. Son muchos los autores. Te puedo nombrar a varios que han contribuido de alguna forma a mi forma de pensar: Eduardo Galeano, el hombre que supo exprimir las palabras, José Luis Sampedro, el hombre sabio que me enseñó que somos los hijos del mar y como ríos debemos viajar con responsabilidad para no llegar salados al mar. Marin Preda, autor rumano que me enseñó el valor del sacrificio, a luchar y ser constante, Magda Isanos la joven poeta rumana que me enseñó a entender la naturaleza…

Mi libro favorito es Desobediencia Civil de David Henry Thoreau.

Citas Galeano en tu blog: “Los sueños anuncian otra realidad posible y los delirios otra razón”. ¿Crees que para vencer el miedo nos es necesario poder evadirnos gracias a la literatura y al arte?

[L.D.]: Gracias a la literatura y al arte muchos podemos evadirnos y dar sentido a nuestros sueños. Los miedos son obstáculos que nos impiden vivir con libertad. Galeano habla del concepto sentipensante (pensar y sentir al mismo tiempo) y sin embargo hoy pensamos demasiado y sentimos tan poco. La experiencia con los sin techo de Sevilla me ha enseñado el lado más inmoral del ser humano, nos deshumanizamos, nos convertimos en unas maquinas, competimos y todo al final para morir. ¿Qué absurdo, no? Cada día recuerdo que voy camino hacia la muerte y los miedos que tienden a instalarse se marchan.

Nos hablaste de un poema que te emociona siempre “Morir mañana”. ¿Nos puedes hablar de su autora?

[L.D.]: Sí, realmente es un poema muy especial para mi. Ella se llamaba Magda Isanos (1916), joven poeta rumana. Los padres, médicos, soñaban con que su hija estudiase lo mismo pero Magda decidió vivir, olfatear la naturaleza y dar vida a su inteligencia emocional. Se fue muy joven, no pudo con el machismo, la hipocresía, fue fiel a su fuente de inspiración, la naturaleza. Su poema que me inspira tanto es:

MORIR MAÑANA
Es tan triste pensar que un día, quizá aún mañana, los árboles de la calle; allí donde hoy los ves, allí permanecerán y crecerán, mientras nosotros nos pudrimos.
Tanto sol, Señor, tanto sol habrá en el mundo aun cuando nosotros no estemos; cuantas estaciones, cuantas lluvias resbalaran por los húmedos cabellos…
Y esta hierba también rebrotará, y la luna no dejará de inclinarse sorprendida, sobre el agua que de correr no cesará, sólo nosotros no tendremos una próxima vez.
Y más extraño me parece que se pueda encontrar tiempo para el odio, aun cuando la vida no es más que una gota que llena el espacio entre un minuto y otro.
Y me parece tan incomprensible y triste que el cielo no admiremos una y otra vez, que no recojamos flores, que olvidemos sonreír, nosotros, los que tan de prisa vivimos para morir.

España acaba de descubrir hace poco que una de las artistas más cotizadas del mundo es una artista gitana, Lita Cabellut, que tuvo una vida bastante complicada (muy parecida a la tuya por cierto). Ella habla del orgullo gitano y de la fuerza que le ha dado. ¿Cómo vives tú ser gitano?

Imagen extraída de este artículo de RTVE.

[L.D.]: Conozco a Lita, y en sus cuadros refleja siempre a los sin voz, vivencias suyas de la infancia en la Rambla. Mi pueblo sufrió tanto y no me parece justo. La vida me brindó la oportunidad de abrazar los libros y me veo responsable con y para mi pueblo. Soy activista gitano en un intento de equilibrar las fuerzas y para reivindicar nuestro derecho a vivir con dignidad.

La educación es un arma potente para salir del pozo de la indiferencia y hay que luchar cada día para que las escuelas se transformen y se adapten a las necesidades del pueblo gitano. Fui despedido de la enseñanza ya que un Instituto Público segregaba al alumnado gitano y no lo he admitido. Mis alumnos querían estudiar en una escuela respetuosa con su condición social y cultural y nos rebelamos. Empezamos a pintar las paredes del instituto, hacer exposiciones para evidenciar la segregación. Me costó mi puesto de trabajo.

Lagarder con su clase, celebrando el dia del Gitano Andaluz. Fotografía personal.

Cuando hablamos con Lagarder, nos dijo algo muy bonito: “Voy a colorear la vida de la gente”. Es lo que pretende el arte urbano, creando tejido social y mejorando la vida de la gente a la vez que denunciando problemas sociales.

Hemos querido buscar iniciativas donde el arte sirve para visibilizar y ayudar a los que nadie quiere ver.

El artista estadounidense Gregory Kloehn montó el proyecto Homeless Home Project, que proporciona a los sin techo casas móviles creadas con material reciclado.

Aquí unas muestras de las maravillas que ha construido con la ayuda de voluntarios.

En este caso, hasta pensaron en la seguridad del perro..

Lo que hace Skid Robot también nos parece fantástico. Este artista urbano de Los Ángeles decidió investirse en un proyecto tan activista como poético, que denuncia la situación de los sin techo pintando habitaciones imaginarias o dibujando sus sueños.

El arte de Skid Robot es especialmente efímero, ya que los sin techo suelen moverse, y se enfrenta a la incomprensión general que considera su arte como vandalismo. Pero no le importa. “Estoy pintando una imagen que obliga a las personas a reflexionar… para que no perdamos nuestra humanidad”.

En España y Quebec, la ilustradora Albar Cepeda hizo estas intervenciones para llamar la atención sobre la invisibilidad de las personas que malviven en la calle, con el lema “Si no miras no existe”.

Montreal. Fotografía de la artista (Albar Cepeda).

León. Fotografía de la artista (Albar Cepeda).

Queríamos terminar esta recopilación con la tremenda obra del fotógrafo Lee Jeffries, quien se dedica a retratar personas sin techo, transformándolos en iconos de nuestro mundo decadente. En sus fotos, los rostros transmiten dignidad y fuerza, a la vez que belleza y tristeza.

Aquí explica cómo empezó a fotografiar a los que nadie ve, y cómo ve su trabajo.

Lee Jeffries y el maestro del stencil Jef Aerosol se han asociado para presentar en varias galerías el proyecto “Synergy”, donde Jef Aerosol reinterpreta con stencil las fotografías de Lee Jeffries. El resultado es abrumador…

————————————————————————————————————

En Sevilla, son 25 los miembros permanentes del Campamento Dignidad. No hay cifras oficiales para la ciudad, pero Lagarder estima que más de 2000 personas están sufriendo ahora el frío, el hambre y la indiferencia.

Podéis seguir la pista de Lagarder aquí: Facebook + Twitter + WordPress + Campamento Dignidad Sevilla 

El 22/01/16, Lagarder publicó este comunicado:

“Recuerdo, ahora, el cuadro de Goya “Saturno devorando a sus hijos” porque así veo yo al sistema corrupto e invariable en el que estamos inmersos y en el que los desheredados de la fortuna no tienen cabida. Haremos, hagamos que esto cambie y que el pueblo que es legítimamente el verdadero soberano tome conciencia. Volveré, más fuerte, dadlo por seguro, un abrazo fraternal para todos.

La lucha continua, somos la resistencia.”

 

Audrey García
Sígueme

Audrey García

Apasionada de arte y literatura, vegana y activista para los derechos animales. Interesada en feminismo, ateísmo y en todos los movimientos sociales.
Audrey García
Sígueme

Latest posts by Audrey García (see all)

4 comments to ARTE SIN TECHO

Deja un comentario