ZOMBIELAND

Cuando tenía 9 años, mi maravillosa profesora de primaria, la Señora Campana, me dio a elegir un libro en su biblioteca. Era su alumna favorita y me había hecho saltar una clase porque me aburría. Fue también la persona que me inscribió en la biblioteca por adultos e hizo de mí una ávida lectora.

El libro que elegí con mis 9 años fue Los Hermanos Karamazov de Dostoievski. Lo sigo conservando y releyendo con mucho cariño.

En el colegio, tenía entre 1 y 3 años menos que los demás alumnos y fui esperando con ansias los cursos de Literatura con una profesora que todo el mundo odiaba por ser muy dura, pero que yo adoraba porque me permitía trabajar sobre obras “complicadas”. Y no podía esperar a tener por fin tener Filosofía (en esa época en Francia, el último año antes del Bachillerato).

La Filosofía es indispensable para aprender a cuestionar los dogmas establecidos, para tener espíritu crítico y para plantearse problemas sobre el mundo a nuestro alrededor. Es una asignatura vital para despertar mentes inquietas y libres.

En 2015-2016 se implanta un nuevo modelo de Bachillerato, en primer curso, fruto de la aplicación de la LOMCE, que tendrá continuidad en el 2016-2017 en el segundo curso de la etapa.

El nuevo Bachillerato suprime, en primero, la materia común de Ciencias para el Mundo Contemporáneo y, en segundo, Historia de la Filosofía, a la vez que introduce una materia de modalidad (diferente según la opción elegida) como asignatura obligatoria.

Fuente: unportal.net

Resumen:

Quitamos Filosofía y Ciencia.

Religión (Católica, oiga, no sea que vayamos a enseñar a los alumnos sobre otras creencias…) contará para la media del curso para obtener el Bachillerato.

El Boletín Oficial del Estado de Febrero 2015 declara: “La presencia de la enseñanza religiosa en la escuela responde, en primer lugar, a la importancia que esta asignatura tiene dentro de la educación para que el alumno pueda conseguir un desarrollo pleno e integral de su personalidad. La necesidad de sentido del ser humano es una evidencia a la que la escuela necesariamente debe dar respuesta. La educación de la dimensión religiosa es parte fundamental para la maduración de la persona. No podría existir una formación integral y, por tanto, una educación de calidad, si no se permitiese el desarrollo de todas las dimensiones inherentes al ser humano, entre las cuales se encuentra la religiosa. Esta capacidad básica de la persona adquiere su auténtico cumplimiento cuando se descubre el sentido de la vida. La enseñanza de la religión católica en los centros escolares ayudará a los estudiantes a ensanchar los espacios de la racionalidad y adoptar una actitud de apertura al sentido religioso de la vida, sea cual sea su manifestación concreta”

Si queréis vomitar más, aquí el Boletín Completo.

Creacionismo puro y duro en pleno siglo XXI…

Los obispos españoles llevaban años reclamando un tratamiento así para Religión (con alternativa y una nota que contará para todo) para atraer a más alumnos a unas clases que se han ido vaciando con los años.”

Fuente: elpais.com

Y yo, ingenua, pensando que España era un Estado aconfesional…

El artículo 16,3 de la Constitución Española establece el principio de la aconfesionalidad del Estado al declarar que, «Ninguna confesión tendrá carácter estatal. Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia católica y las demás confesiones».

Como parece ser que estas reformas no eran suficientes para crear bastantes zombies, el Ministerio de Educación propone un nuevo curso de formación profesional, bajo el nombre de ‘Tauromaquia y Actividades Auxiliares Ganaderas’. La titulación se impartiría en institutos de toda España o en colaboración con escuelas taurinas y duraría 2.000 horas. Entre los conocimientos que aprenderían los alumnos estaría “cómo realizar las suertes del toro relacionando los trastos y su manejo con cada una de las mismas” o el cuidado y mantenimiento del traje de luces, el capote o la montera, según explica La Vanguardia.

Se quitan asignaturas indispensables, se recorta en proyectos de investigación y universidades, pero vamos a destinar dinero público para enseñar a adolescentes de 15 años a torturar toros, curiosamente en un momento donde la tauromaquia está cada vez más amenazada, sea por el número creciente de ciudadanos opuestos a esta barbaridad, o porque más y más Comunidades Autónomas y municipios eliminan las subvenciones a escuelas y actividades taurinas.

Ver artículo: elpais.com

Este anuncio ha creado un avalancha de críticas en redes sociales y en la prensa con el hashtag #FPTauromaquia. Aquí una selección de los mejores.

Por supuesto, El Jueves no faltó con esta noticia que podría ser totalmente cierta, visto el nivel de educación que buscan tener en España.

Por la igualdad de género, no os preocupéis: para las chicas el Ministerio de DESEducación aprueba otro FP “Actividades domésticas y limpieza de edificios” , es decir, de ama de casa.

No sea que cuando venga tu chico lleno de sangre después de haber torturado toros no sepas limpiarle bien la ropa…

ESPAÑA, ZOMBIELAND.

“Solo el que sabe es libre,

y más libre el que más sabe…

Sólo la cultura de libertad…

No proclaméis la libertad de volar,

sino dad alas;

no la de pensar, sino dad pensamiento.

La libertad que hay que dar al pueblo

es la cultura.”

Miguel de Unamuno.

Audrey García
Sígueme

Audrey García

Apasionada de arte y literatura, vegana y activista para los derechos animales. Interesada en feminismo, ateísmo y en todos los movimientos sociales.
Audrey García
Sígueme

Latest posts by Audrey García (see all)

Deja un comentario