HISTORIA DE (UNA) O (BSESIÓN)

Historia de O es un clásico de la literatura erótica, llevado al cine en 1975 por Just Jaeckin y protagonizado por Corinne Clery. La historia detrás de la gestación de este relato de amor BDSM, así como de su creadora, la escritora francesa Pauline Réage (pseudónimo de Dominique Aury), es fascinante, pero oh, erotóman@s del mundo restocultural, lamentándolo mucho, no nos ocuparemos de este tema en las siguientes líneas.

La O (bsesión) que nos ocupa ahora empieza con esto:

Este vídeo de She One y Ripo pintando en una vieja fábrica abandonada, al cual llegué por casualidad en una aburrida tarde de encierrocaseroveraniego a través de la página de Montana se quedó grabado a fuego en mi, por aquel entonces, bastante ocioso cerebelo. Estaba claro que había que entrar ahí…

Pasé horas intentando descifrar cuál era la parada de ferrocarril que caaasi se vislumbra en los momentos iniciales del clip. Pasé más horas buscando info a través de la red acerca de los artistas, de lugares abandonados, de fábricas…Le dí el tostón a los fulanos de rigor preguntándoles si tenían la más mínima idea de dónde podía estar este fantástico lugar…Nada. O. Perdón, 0. Perdón, cero.

Hasta que días, semanas después, recordé una charla que había tenido con Mao acerca de una casa donde iban a pintar y a probar distintas movidas. Así pues, me puse en contacto con él y le pasé el link. La casa no era el sitio que yo andaba buscando, pero el muy cabrón tardó como 15 minutos en decirme: ‘este sitio está en X’. Joder…Me hago mayor…

Ampliar fotos 123

Volví a repasarme el vídeo. Si no había pasado por allí 20 veces para ir a la playa, no había pasado ninguna. Tócate las pelotas… Así que una aburrida mañana de encierrocaseroveraniego decidí mover el culo y salir de excursión. Metro, rodalíes y parada y fonda. Hacía un día tremendo. 40 grados a la sombra de solassso estival mediterráneo. Habrá que patear un poco, pero no puede ser tan complicado’, pensé. No sólo me hago mayor; también soy un iluso…

Fer Alcalá por MultóFer Alcalá por Jon Multó. – Ampliar foto 4

Localizo con cierta facilidad los primeros tramos de escaleras por los que se ve caminar a She One & Ripo. Un muro, un edificio, la zona de huertos, canales y acequias. Dependencias municipales por doquier. Me van a pegar el toque, eso fijo… Mientras me adentro en las profundidades de tooooda esa tierra cultivada y por cultivar, empiezo a sudar. Mucho. Me quito la camiseta y me voy cruzando con obreros y lugareños varios que me miran con cara de ‘qué cojones hace este tirillas por aquí’. No les falta razón…

Confiando en las bondades de mi GPS natural, empiezo a subir la colina. ‘La fábrica tiene que estar en un lugar de difícil acceso’, me digo a mí mismo. Obvio. Dejo atrás los huertos, los obreros y los lugareños y sigo subiendo. Matorrales, mosquitos, alguna caca de perro, mensajes de amor descarriados grabados en las piedras y calor, mucho calor. Pero de fábricas abandonadas, nada de nada. Chute de nicotina y tiro ‘palante’. Llego a un cementerio. Irónico. Un parque eléctrico. Mierda: no hay manera. Intento no perderme, aunque tengo la sensación de estar dando vueltas sin sentido. Y hace calor, MUCHO calor…

Rodeo las torres de alta tensión. La panorámica que tengo del pueblo es fantástica. Algo es algo. Y, de repente, allá a lo lejos, ALLÁ ABAJO, se visualiza con cierta dificultad algo que parece un graffiti. Y a pie de calle. GPS natural. Los cojones. Lo dicho: un iluso.

Fer Alcalá & Ripo por MultóFer Alcalá & Ripo por Multó– Ampliar foto 5

Comienzo el descenso campo a través intentando (sin conseguirlo) no perder de vista lo que parece EL LUGAR. Tras varios momentos en los que me encuentro en un callejón sin salida, llego a la calle. Voy bien. Hay una fábrica. Y parece abandonada. Voy bien. No sólo parece abandonada. Parece okupada. …mmmmmm… No quiero molestar. Un Sixe se intuye entre los barrotes del portón de la entrada. Tengo que entrar. Sí o sí. Rodeo la fábrica. Lo intento más bien: más callejones sin salida. Chute de nicotina. Estoy sucio, cansado y mi paciencia tiene un límite. Vuelvo a la calle…

Justo cuando estoy a punto de buscar un timbre al que poder picar, se abre el portón y salen varias personas. ‘Hola. ¿Cómo estáis? Me llamo Fer, me gusta tirar fotos de Street Art y sé lo que tenéis ahí dentro. Llevo 2 horas intentando meterme en este sitio sin conseguirlo. Por favor, ¿os importa si paso?’ Todo ello con la lengua afuera…

No sin cierto recelo, me dejan entrar. ‘Nosotros nos vamos’, me dicen. ‘Y hay perros’, me dicen. Pffff: no hay problema. Yo vivo con una. Me encantan los perros…’. Insisto: un iluso de los gordos.

El lugar es una maravilla. Y es enorme. Descubro a Spogo. Me encantan sus piezas. Obras de Ciro Schu, de artistas que desconozco, un Sixe aquí, un Ripo allá, She Ones flotando… Esto es genial…

SPOGO

SPOGO

SPOGO

SPOGOAmpliar fotos 6 – 7 – 8 – 9

CIRO SCHU

CIROS SCHU

CIROS SCHUAmpliar fotos 10 – 11 – 12 

 SIXE

SIXESIXEAmpliar fotos 13 – 14 – 15 – 16 – 17 

RIPO

RIPORIPORIPOAmpliar fotos 18 – 19 – 20 – 21

SHE ONE

SHE ONESHE ONESHE ONEAmpliar fotos 22 – 23 – 24 – 25 – 26 – 27

DAM, CHAN, Órgano rey y Esputo

Ampliar fotos 28 – 29 – 30 – 31 – 32 

Tras meterme en varias de las naves, vuelvo al pasillo principal. Y a lo lejos, justo por donde había entrado, aparecen 2 perros de presa detrás de la típica rejilla de obra. Y una abertura de medio metro entre rejilla y rejilla. Y los perros avanzan. Estoy jodido… Me entra el miedo, el pánico más bien. Me enrollo la camiseta en el brazo y empiezo a buscar una vía de escape. Y los perros corriendo hacia mí. Ladran, intentan morderme. No quiero golpearlos, aunque lo haré si es preciso. Casi me enganchan, resbalo y me hago una herida en la rodilla. No me pillan. No puedo correr. Busco algo para subirme. Si me muerden la cago como nunca en mi vida. Intento huir. No way. Una puerta. Voy. Ahí siguen. Salgo. Una plancha de madera se cae. Los perros se asustan. Se van. Estoy salvado…Creo…Salvado y taquicárdico. Corro, bajo escaleras a ritmo de paro cardiaco. Veo más obras de She One & Ripo. Me tiembla el pulso. Intento sacar fotos. A duras penas lo consigo. Salgo de la nave. Parece que los perros no están cerca. Menos mal. Me voy campo a través…

SheOne&RipoSheOne & Ripo. – Ampliar foto 33

Unknow artistArtista desconocido. | Ampliar fotos 3435

Llego a una gasolinera. Estoy sangrando. Y sigo temblando. Intento lavarme un poco. Compro 2 cervezas y me tomo una detrás de otra. Y otro chute de nicotina. El estado de mi pulso es dantesco. Voy hablando con Multó. Me cuesta teclear en el teléfono…Empiezo a calmarme. Tren. Casa. He tenido suerte…

Meses después, por circunstancias también conocidas como relaciones diplomáticas, me encuentro en Badalona hablando con Spogo mientras pinta un muro gordo. Comentamos la jugada. Él también tuvo sus más y sus menos con mis amig@s. ‘La X está despejada‘, me dice Spogo. Quiero decir, desalojada…Spogo BadalonaAmpliar fotos 363738 

Siempre me habían quedado ganas de volver a este sitio. Tengo tiempo libre. Y se la debo a Mao. Una vez más, muevo ficha. M&M (MaracasMultó) se apunta. Mao, Secle y Vegan Bunnies también. Otr@s se quedan en el camino. Lástima. Llegamos al sitio. Hostia, el acceso ha cambiado mucho. Paseo de niños. Hacemos una incursión conjunta. Pronto cada un@ se va por su lado. El espacio sigue siendo fantástico. Cómo no. Disfruto viendo cosas que no había controlado antes. Abrimos puertas, atravesamos pasadizos, nos llamamos, nos perdemos y nos reencontramos. Los artistas a lo suyo, como debe ser.

MAO

Mao LaMongatinaAmpliar fotos 39 – 40  

 

SECLE

Secle LaMongatinaAmpliar fotos 41 – 42 

VEGAN BUNNIES

Vegan BunniesAmpliar fotos 43 – 44 

Pasamos la tarde entre arte, birras, escombros y sensaciones varias. La batería se acaba. La reflex en casa. Viejo, iluso e inútil. Todo un partido, vaya… Pero, qué bien lo pasamos…

Días después, estoy en casa, editando. Muchas fotos. Como siempre. Le paso un par a Spogo. Tiene el sitio petado de obras fantásticas. ¿Lo había dicho ya?

Spogo La Mongatina

SPOGO

Spogo&LucasMilaSpogo & LucasMila |  Ampliar fotos 45464748

Me contesta y me dice: ‘a ver si conoces a los de la foto.

A la foto le acompaña un texto, que dice lo siguiente:

“Avui hem passejat al Tango i la Tralla, dos gossos potencialment perillosos requisats temporalment, ja que la seva mestressa disposa de pocs recursos.”*

*”Hoy hemos paseado a Tango & Tralla, dos perros potencialmente peligrosos requisados temporalmente, ya que su dueña dispone de pocos recursos”.

Mucha suerte y amor para Tango, Tralla y para las personas que me permitieron meterme en SU CASA sin conocerme de nada.

Gracias…

Imágenes ©FerAlcalá | Ver Album Completo

Fer Alcalá
Sígueme

Fer Alcalá

Fer (@feralcala) es un apasionado de la fotografía y el arte urbano y desde la Ciudad Condal nos traerá diferentes reportajes y artículos sobre artistas, eventos y lugares que tienen mucho que decir y que mostrar al panorama cultural de la actualidad. Por si sus conocimientos y experiencias no fueran suficiente, este cazador de muros también compartirá con RdC sus increíbles fotografías.
Fer Alcalá
Sígueme

Latest posts by Fer Alcalá (see all)

Deja un comentario